2020 año internacional de la Sanidad Vegetal

Este 2020 ha sido declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), como el Año Internacional de la Sanidad Vegetal, por la importancia que conlleva mantener las plantas libres de plagas y enfermedades.

Con esto se  busca crear  conciencia a nivel mundial sobre cómo la protección de la salud de las plantas puede ayudar a erradicar el hambre, reducir la pobreza, proteger el medio ambiente e impulsar el desarrollo económico.

De acuerdo a la FAO, se  estima que cada año hasta el 40% de los cultivos alimentarios se pierden por culpa de las plagas y enfermedades de las plantas lo que  deja a millones de personas sin alimentos suficientes y daña gravemente la agricultura, actividad que constituye la fuente de ingresos principal de las comunidades rurales pobres.

La protección fitosanitaria contra plagas y enfermedades es mucho más rentable que la gestión de emergencias de Sanidad Vegetal a gran escala.

Las plagas y enfermedades de las plantas son a menudo imposibles de erradicar una vez que se han establecido, y su manejo requiere mucho tiempo y es además, costoso. La prevención es fundamental para evitar el efecto devastador de las plagas y enfermedades en la agricultura, los medios de vida y la seguridad alimentaria.

En Panamá, la Dirección Nacional de Sanidad Vegetal del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), impulsa a nivel nacional diversos proyectos y programas para preservar el patrimonio fitosanitario del país, logrando con esto mantener a Panamá libre de muchas plagas existentes en otras regiones.

De igual forma, existe un operativo de vigilancia en todos los puestos de ingreso a fin de evitar que logren atravesar nuestras fronteras.

Y de  reportarse alguna plaga en el territorio de forma inmediata se activa el control para evitar su propagación hacía otras áreas productivas, como ha sido el caso de la plaga de los cítricos Huanglongbing (HLB) o dragón amarillo que se ha confinado en Bocas del Toro desde su detección en el año 2016.

Actualmente existe la alerta fitosanitaria por la presencia del dañino hongo de los plátanos y banano  Fusarium oxysporum, Foc R4T, reportado desde el mes de junio de 2019, en Colombia.

Las acciones de vigilancia se mantendrán de  forma permanente a fin de contribuir a garantizar que esta destructiva plaga no ingrese al país, lo cual ocasionaría graves daños a la producción de estos importantes rubros.