Ministro Valderrama coloca primera piedra de Estructura de Horticultura protegida en Los Santos

El ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, colocó la primera piedra de la Estructura de Horticultura Protegida prototipo capilla, alternativa ante el cambio climático en regiones de las altas temperaturas, que instaló el Instituto de Innovación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) en la finca El Ejido en Los Santos.

Valderrama señaló que la idea es modernizar y tecnificar el sector productivo y neutralizar los efectos negativos del cambio climático.

Agregó que esto es una construcción moderna que tiene un impacto social grande y que una vez se vean los resultados se replicará con todos los productores y la agricultura familiar, porque lo que se busca es lograr que el productor pueda tener una producción sostenible, más segura y menos dependiente de las variables climático.

Por su parte el director general del IDIAP, Arnulfo Gutiérrez señaló que esta acción se da en el marco del proyecto de innovaciones para la horticultura en ambientes protegidos en zonas cálidas, como una opción de intensificación sostenible de la agricultura familiar dentro del cambio climático.

Esta obra es financiada por el Fondo de Tecnologías Agropecuaria (FONTAGRO), donde el IDIAP es la unidad co-ejecutora con otros tres países de la región £Colombia, Costa Rica y República Dominicana).

Cada país seleccionó un sitio en zona de vida cercana al nivel del mar, donde se puedan contar con los registros de datos climáticos de hasta cinco (5) años de antigüedad para la realizar una caracterización agroclimática en estas zonas.

De acuerdo al encargado del proyecto José Yau, el IDIAP utilizó 45 años de datas de parámetros climáticos históricos registrados por ETESA (en su estación ubicada en la Villa de los Santos) lo que permitió determinar las condiciones que alimentarán la modelación mediante el uso del software ANSYS, que utiliza la técnica de Dinámica de Fluidos Computacional (CDF), el cual simula el movimiento del viento dentro de una estructura y de esta manera, modelar una estructura de protección de cultivos que permitan una mejor tasa de renovación del aire dentro de la misma, permitiéndole al cultivo, excelentes condiciones climáticas, propicias para su buen desarrollo.

Esta modelación generó diferentes alternativas en términos de formas, dimensiones y materiales, dando como resultado, el prototipo de construcción, el cual, está diseñado para responder a las condiciones climáticas de la región azuerense y de esta manera, responder a varios factores climáticos: temperatura, dirección y velocidad de los vientos, humedad relativa, radiación solar, precipitación, entre otros.

Por lo que indicó que esto permitirá evaluar tanto climáticamente como agronómicamente esta estructura y así, ofrecer a los productores hortícolas de las regiones cálidas similares en el país, una producción durante todo el año.