MIDA impulsa ajustes en sistemas productivos para enfrentar sequía

El MIDA adopta medidas para enfrentar el cambio climático como ajustes a los sistemas productivos, fechas de siembras, monitoreo de plagas y enfermedades planteó Virgilio Salazar de la Dirección  Nacional de Unidad Agro Ambiental.

Estas acciones surgen luego de la Perspectiva Climática de América Central señala que, desde este mes de diciembre hasta marzo de 2020, se experimenta una sequía fuerte para Panamá, propio de la temporada seca.

Esta Perspectiva Climática de América Central, surgió en  el LX Foro del Clima de América Central y XII Foro Hidrológico de América Central, organizado por el Sistema de Integración Centroamericana y el Comité Regional de Recursos Hidráulicos del Istmo Centroamericano,  realizado recientemente en ciudad capital.

Salazar dijo que esta es una herramienta relevante para la toma de decisiones de los sectores económicamente productivos de la región y que en esta oportunidad, los análisis reflejan “mayor probabilidad que las lluvias en la vertiente del Pacífico presenten el comportamiento propio de la temporada seca”.

Añadió que el MIDA está ejecutando el Plan Sequía y “ya lleva tres meses de estar trabajando, dando como resultados la construcción de más de 500 abrevaderos”.

Además mencionó que se trabaja en abastecer a los productores con ensilajes, pastos, semillas mejoradas para época de verano, y se realizan actividades de capacitación mediante charlas en todas las provincias sobre nutrición y uso de agua, así como programas radiales en todas estas provincias para difundir información importante y orientar a la ciudadanía.

En el LX Foro del Clima de América Central y XII Foro Hidrológico de América Central se convocó a representantes de instituciones y organismos, cuyas funciones pudieran verse afectadas por la variabilidad climática como el sector agropecuario, de energía, de riesgos de desastres, ambiente, salud y agua potable.

El secretario técnico del Consejo Nacional del Agua, Rafael Mezquita expresó en su ponencia  que al contar con fuentes cada vez más confiables de información se prevé la posibilidad de planificar ciclos de producción bajo la perspectiva de eventos climáticos extremos.

En la seguridad alimentaria y nutricional, acotó Mezquita, se debe involucrar el funcionamiento de las cadenas de distribución, transporte y post cosecha. Eso sumado a la sostenibilidad hídrica de las cuencas, pues recordó lo difícil que resultó el período 2016-2017 con críticos niveles de agua que generaron riesgos e incertidumbre.

Berta Olmedo, secretaria ejecutiva del Sistema de Integración Centroamericana y el Comité Regional de Recursos Hidráulicos del Istmo Centroamericano, destacó la labor realizada por los especialistas a nivel regional  que promueven el desarrollo y conservación de los recursos derivados del clima, principalmente los hídricos y su utilización sostenible.

Entre los objetivos del Sistema de Integración Centroamericana y el Comité Regional de Recursos Hidráulicos del Istmo Centroamericano figura el fomento de acciones en los campos de los recursos atmosféricos, hídricos y de manejo de cuencas que se orienten hacia la protección del ambiente, la prevención y mitigación de los desastres naturales.

En el evento, participó Luz de Calzadilla, directora de Hidrometeorología de la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA), quien ponderó el esfuerzo regional para orientar las investigaciones meteorológicas e hidrológicas que permiten recomendar acciones a tomar para atenuar los problemas actuales y futuros relacionados con el clima y el aprovechamiento integral de los recursos hídricos.