Gobierno garantiza pago de incentivo a productores de arroz

Martes, 5 de mayo . El ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, aseguró que el Gobierno Nacional hará efectivo el pago del incentivo de 7.50 balboas por quintal correspondiente al rubro arroz para el periodo agrícola 2020-2021 con el fin de garantizar la seguridad alimentaria del país ante la pandemia del Covid- 19.

“Los productores de arroz del país pueden estar tranquilos, vamos a seguir reconociendo el incentivo de 7.50 balboas, que en realidad no es ningún apoyo al productor, sino es un dinero que se le sacó del bolsillo para subsidiar el precio final del grano al consumidor” en administraciones pasadas, dijo Valderrama.

El titular de la cartera agropecuaria destacó que se buscará una fórmula eficiente, para que los productores accedan de forma rápida a estos recursos, porque esos son sus dineros producto de las cosechas que “fueron arrebatados por gobiernos anteriores”.

A la fecha se han pagado cerca de 23 millones balboas en incentivos a los arroceros, pese a la pandemia del Covid -19 y en trámite hay entre 6 y 7 millones de balboas, mientras solo quedan pendientes cerca de 2 millones de balboas, cuyos recursos ya se solicitaron.

También señaló que se hará frente al pago de incentivos del programa de leche, ley 107 y maíz, para que los productores en esta crisis cuenten con los dineros necesarios y así invertir para que puedan mantener la cadena agroalimentaria nacional.

De igual manera, indicó que se coordina con el director general del IMA para que se agilicen los pagos, puesto que en estos momentos de emergencia sanitaria los productores necesitan de dichos recursos para garantizar la seguridad alimentaria.

En cuanto a la siembra de arroz para el período agrícola 2020-2021, dijo que hay un gran entusiasmo en el sector agropecuario panameño a pesar de la dura crisis del coronavirus, pues los productores han recuperado la confianza en el sector, ya que el gobierno el año pasado no importó una onza de arroz.

“Los productores vendieron toda la cosecha y los molinos tomaron la producción nacional, y solamente se aprobaron las importaciones una vez se calculó cuál era el déficit que necesitábamos para terminar el año agrícola que fue 2.3 quintales de arroz”, puntualizó.

Para los productores -según Valderrama- esto significó un alivio, después del suplicio que sufrieron por muchos años, ya que las importaciones casi acaban con el sector arrocero.

Subrayó que todas estas acciones han incidido en que los productores estén optimistas al punto que han solicitado financiamiento al Banco Nacional de Panamá para el cultivo de más de 25 mil hectáreas de arroz, lo que superaría la cifra del año pasado.

Concluyó señalando que los productores cuentan con el apoyo del presidente, Laurentino Cortizo Cohen y de todas las instituciones públicas agropecuarias, para que el sector siga funcionando y produciendo, ya que se tiene que garantizar la seguridad alimentaria del país.