Cadena agroalimentaria de leche recomienda incluir los quesos nacionales en el proyecto de ley Estudiar sin Hambre

Luego de una reunión celebrada por la cadena agroalimentaria de leche bovina, sus miembros aprobaron recomendar al Ejecutivo y Legislativo que se incluya el queso amarillo procesado, queso mozzarella  y el queso blanco fresco producido con materia prima láctea 100% nacional, en el proyecto de ley “Estudiar sin Hambre” para la nutrición escolar.

El proyecto de ley «Estudiar Sin Hambre», fue presentado a la Asamblea Nacional por  iniciativa del presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, quien está convencido que hay que  consumir los productos nacionales que son de alta calidad y, por ello, se distribuirán en las escuelas.

Los productores consideran positivo que se incluya una rebanada de 19 gramos mínimo de  queso procesado amarillo pasteurizado, fabricado a partir de una  materia prima láctea 100% nacional y procesado a partir de leche grado B o C pasteurizada, mientras que en el caso del queso blanco  fresco y queso mozzarella, las cantidades serán establecidas por los centros educativos que se encuentran en los perímetros  de mercado y distribución  de las plantas procesadoras.

La reunión contó con la participación del ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, representantes de los  productores, los industriales y funcionarios representantes de diversas entidades, quienes revisaron aspectos de la producción de este rubro en el país y buscar alternativas para su crecimiento así como de la comercialización.

Valderrama agradeció a todos los miembros de   la  cadena de la leche  «por ir cerrando llaves,  para poder garantizar la producción nacional y salvaguardar los rubros de las diferentes cadenas que se  han visto afectados por la cantidad de  importaciones y productos misceláneos que han hecho un comercio desleal», agregó.

El titular del MIDA reiteró su apoyo a los productores e industriales, pues unidos se pueden hacer mucho para fortalecer en esta cadena tan importante en beneficio de los consumidores, productores e industriales.

Por último, se planteó que en la asignación de los programas gubernamentales se incluyan productos lácteos y elaborados con materia prima láctea 100% nacional además, de concederle participación a todas las industrias procesadoras que cumplan los requisitos sanitarios establecidos por la Ley.