700 abrevaderos y 225 pozos listos para el verano

Unos 700 abrevaderos se han construido a nivel nacional para hacer frente a los meses de época seca, y así evitar la muerte del ganado y pérdidas económicas.

Así lo reveló un informe del Programa de Captura de Agua que implementó el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), el año pasado y que ha permitido  la perforación de 225  pozos.

De igual manera, se han reactivado 60 mini presas con sacos y 28 represas (mampostería), que estaban en completo abandono por más de 20 años.

Como parte del Programa de Captura de Agua, el MIDA entregó insumos a los productores por el orden de B/. 76,375 que incluye bolsas para ensilajes, rollos plásticos, ensilaje de maíz, sal cruda, medicamentos, minerales, entre otros.

Con todas estas acciones se han beneficiado 4,091 productores y una población bovina de 70,050 en las provincias de Veraguas, Herrera, Los Santos, Coclé, Colón, Darién, Chepo y Chiriquí.

El ministro del MIDA, Augusto Valderrama atribuyó dichos logros a la labor ejecutada por las direcciones regionales y nacionales,  este proyecto «es una  prioridad del presidente, Laurentino Cortizo Cohen  preparar el terreno ante los efectos del cambio climático y así evitar pérdidas económicas producto de la muerte del ganado.

«Continuaremos uniendo fuerzas para seguir  apoyando a los productores con la construcción de abrevaderos, perforación de pozos, reparación y adecuación de represas, y capacitaciones técnicas en materia de nutrición de las vacas», puntualizó Valderrama.

El MIDA cuenta con las maquinarias para ayudar a los productores en la perforación de pozos y la construcción de abrevaderos, especialmente en Azuero, región que todos los años se ve afectada por la sequía.

En los últimos meses, el jefe de la cartera agropecuaria junto al equipo técnico han realizado giras de seguimiento a las diferentes  provincias para supervisar los avances de los trabajos.

El MIDA exhorta a los productores a que aprovechen que Mi Ambiente ha emitido una resolución que le permite a aquellos  que puedan construir sus propios abrevaderos, hacerlos con una dimensión máxima de media hectárea o hasta 1000 metros cúbicos.